CENTRO DE PSIQUIATRÍA DINÁMICA
(CPD)
C/ General Pardiñas, 52 Bajo Izda.
28001 Madrid
+34 91 4025979
cpd@doctorcabau.es

LA ÚNICA CONSTANTE EN LA VIDA ES EL CAMBIO

Mi ocupación diaria como médico psiquiatra y psicoterapeuta está centrada en el cambio. Muchas personas al llegar a la consulta, me dicen: ¿pero doctor, como voy a cambiar si ya tengo cincuenta años? Son personas que tienen la creencia de que a partir de una determinada edad, ya no se cambia. Siempre les contesto, que no somos productos terminados y que si hay alguna constante en la vida, esa es el cambio.

Como expliqué en el post, Ansiedad señal versus ansiedad traumática, los seres humanos nos movemos en “un campo tenso”; donde por un lado estamos llenos de miedos (miedo al futuro, miedo a perder lo conocido y miedo a la confusión) y por otro, no tenemos más remedio que enfrentarlos.
 
La gran paradoja de la vida es “estar cambiando continuamente, sin dejar de ser los mismos”. Estamos instalados en un presente continuo (drama) y por lo tanto, no hay una situación que se repita de forma idéntica (ver Juegos en los que participamos. Drama versus melodrama). Frente a esa inestabilidad del cambio continuo que es la vida, necesitamos recurrir a situaciones que por repetidas, nos aporten cierta sensación de seguridad (los melodramas). El presente no tiene dimensiones, pero es el punto temporal único en que sucede todo cuanto sucede y cambia todo cuanto cambia.
 
El futuro es modificable, pero desconocido; el pasado es conocido, pero inmodificable. Entre esos dos infinitos espacios temporales, que se extienden en direcciones opuestas y que llamamos pasado y futuro, queda un instante infinitamente corto al que llamamos presente. En él, se encarna nuestra vivencia más inmediata y sin embargo más inaccesible.
 
Si fuésemos actores, imaginaros el estrés que supondría, representar cada día una obra diferente sin haberla ensayado antes. Por eso, repetimos nuestro “repertorio” una y otra vez. El peligro es repetir en exceso un determinado repertorio, generando melodramas sinfín (la víctima, el eterno adolescente, el maltratador, etc.). Como ya indiqué en Objetivos de la psicoterapia, precisamente, uno de los criterios más importantes de salud mental, es la movilidad de roles e ideologías.
 
Hoy os presento este magnifico documental, de 2 horas de duración que está subtitulado en español, y que se llama “El cambio de la ambición al sentido. Conversaciones con Wayne W. Dyer”. El documental gira en torno a las reflexiones del Dr.Dyer, que es una autoridad en el campo del crecimiento personal y espiritual. Es autor de numerosos libros, pero quizás le recordéis más, por su famoso best seller titulado “Tus zonas erróneas”.  
 
Junto al testimonio del Dr. Dyer, se trenzan otras historias que van ilustrando en diferentes contextos, variaciones de cambios personales. Aparecen conceptos como el “salto cuántico”, las “sincronicidades”, el “Dharma”, etc.
 
El documental arranca con las siguientes palabras del gran psiquiatra y psicólogo suizo Carl Gustav Jung:
 
Con muy poca preparación, damos el paso hacia el ocaso de la vida. Peor aún. Damos ese paso con la presunción falsa de que nuestras verdades y nuestros ideales nos van a servir como solían hacerlo. Pero no podemos vivir el atardecer de la vida, de acuerdo al programa de la mañana. Porque lo que fue grandioso en la mañana, se volverá pequeño en la noche, y lo que en la mañana era cierto, a la noche se habrá convertido en una mentira”.
 
Me ha hecho reflexionar el Dr. Dyer, cuando habla de los 9 meses de embarazo, señalando que nosotros sin encargarnos de “nada”, llegamos a este mundo provistos de “todo”.
 
También es interesante la explicación de como a partir del nacimiento, debido al proceso de “domesticación” o de “educastración” al que todos somos sometidos por nuestros mayores, nos vamos separando de la “fuente” de donde venimos; llamese esta, Dios, Energía, Conciencia o Espíritu. Desarrollamos un EGO, que en ese proceso llamado VIDA, nos desvia del SENTIDO del SER, a la AMBICION por el TENER. 
Me parecen muy plenas de sentido, las palabras de Jung sobre la idea de que en el “atardecer” de la vida, uno debe prepararse para volver a esa “fuente” primigenia. Ese cambio, implica “desmaterializarse” (poner todo lo material en sus justos términos) y prepararse de forma progresiva, para pasar del TENER al SER.
Además de todo lo dicho sobre el documental, la música compuesta por Christopher Ferreira me parece muy bella y apropiada al “aroma” de la cinta. Que la disfrutéis. 
 
 

1 Comment

  1. Gracias por la excelente reflexión Dr. Cabau y por la generosidad de compartirla. Saludos cordiales.-

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*