Blog del Doctor Cabau

Terapia Integral Planificada

CENTRO DE PSIQUIATRÍA DINÁMICA
(CPD)
C/ General Pardiñas, 52 Bajo Izda.
28001 Madrid
+34 91 4025979
cpd@doctorcabau.com

LA INCREIBLE HISTORIA DE UN DERRAME CEREBRAL

Captura de pantalla 2016-09-01 a las 20.15.14Para los que habéis leído mi último articulo sobre los hemisferios cerebrales, la conferencia de la Dra. Jill Taylor que os presento aquí, será un complemento perfecto para comprender su funcionamiento.

El hecho de que la protagonista de lo que nos cuenta (su derrame cerebral) sea precisamente ella –una científica especializada en neuroanatomía–, le confieren a sus palabras, además de un valor testimonial un gran interés científico.

Llama a su experiencia «el derrame de la iluminación«, puesto que gracias a él, pudo experimentar en primera persona los distintos «lenguajes» y «emociones» de ambos hemisferios.

Relata con gran precisión como en pleno derrame unas veces se sentía «sólida y aislada» (hemisferio izquierdo), mientras que en el instante siguiente, perdía los limites de su cuerpo «sumergiéndose en una energía de paz y liberación» (hemisferio derecho).

UN POCO DE HISTORIA

Estas afirmaciones sobre la energía son siempre chocantes y difíciles de comprender. Por ello, hagamos un poco de historia:

Los Toltecas -oriundos del sur de México-, hace miles de años eran considerados como «hombres y mujeres de conocimiento». Formaron una sociedad de maestros (Naguales) en la ciudad de las pirámides llamada Teotihuacan. Se dedicaron a estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados, enseñando una manera de vivir que permitía un fácil acceso a la felicidad y al amor. Sus conocimientos esotéricos se han transmitido a lo largo de generaciones y parece que ha llegado el momento de difundir esa sabiduría.

TODAS LAS CULTURAS ANCESTRALES HAN CONSIDERADO AL UNIVERSO COMO UNA UNIDAD DONDE TODO ESTÁ CONECTADO CON TODO

EL PARADIGMA CIENTÍFICO-MECANICISTA

Como expliqué en «un viaje de ida y vuelta«, fueron los trabajos de René Descartes e Isaac Newton los que postularon un nuevo modelo (paradigma) para la comprensión del ser humano, donde la mente estaba separada del cuerpo y cada persona del resto.

Este modelo de separación y aislamiento se convirtió en la base del pensamiento Occidental, conformando el paradigma científico-mecanicista predominante en la actualidad, centrado en la materia donde todo ocurre por alguna razón concreta (causa y efecto), sin prestarle la más mínima atención a la energía.

EL CAMBIO DE PARADIGMA

Desde hace más de 80 años la física tradicional ha ido agotando los argumentos sobre los que se sustentaba el viejo paradigma, emergiendo –gracias a la física cuántica–, el nuevo paradigma de la ciencia de la conciencia. Así pues, se ha desplazado la atención de la materia a la energía.

Se ha comprobado que los pensamientos emiten campos de energía que pueden ser «leídos» (con magnetoencefalogramas) a través de la activación neuronal.

LA «CREENCIA» ES LA MEDICINA MÁS POTENTE QUE EXISTE

Una creencia (en lo que se cree) puede llegar a invalidar a la propia biología agrediendo al cuerpo, o sanándolo a través del efecto placebo. Sabemos que un tercio de las curaciones en medicina se deben a este efecto, independientemente de las técnicas utilizadas para curar.

UN TERCIO DE LAS CURACIONES EN MEDICINA SE DEBEN AL EFECTO PLACEBO

Se ha comprobado que el efecto placebo se produce a través de los campos de energía creados por nuestras creencias en forma de pensamientos.

Para una mejor comprensión de lo dicho vamos a apoyarnos en la siguiente analogía: Si quiero sintonizar un determinado programa de televisión, debo apretar la tecla del canal correspondiente; sino, a pesar de que el programa está ahí, no lograré sintonizarlo. De la misma manera y en términos de energía, esto quiere decir, que tendré que fijar mi atención (pensamiento) en alinearme con lo que quiero (apretar la tecla) y entonces obtendré la información que busco (el programa de televisión). La información siempre ha estado y está ahí.

TODOS ESTAMOS CONECTADOS

Tal y como afirmaban los antiguos, parece que todo y todos estamos conectados a una gran «campo cuántico», cuya «antena de contacto» es el hemisferio derecho.

La Dra. Jill Taylor, a través de su derrame, tuvo acceso directo a estas experiencias de energía, preguntando a los asistentes al final de su conferencia, que teniendo en cuenta lo relatado, en que hemisferio preferían «vivir».

¿COMO PUEDO ACTIVAR EL HEMISFERIO DERECHO?

Para los que hayáis contestado que os gustaría vivir en el hemisferio derecho, pero resulta que vivís en el izquierdo, os sugiero una serie de ejercicios que os facilitaran la activación del hemisferio derecho:

  •  El movimiento en general activa el hemisferio derecho: paseo, baile o deporte en general
  •  Escuchar música sola o con letra que no entiendas
  •  Hacer dibujos o representaciones visuales de tus objetivos o ideas
  •  Usar el humor como forma de liberarnos de la tiranía de la lógica y de la literalidad
  •  Visualizar imágenes con la mente. Einstein decía: «raramente pienso solo con palabras«

Por fin, os dejo con la conferencia que dura 20 minutos, y para aquellos de vosotros que queráis profundizar en la experiencia de la doctora, os recomiendo su libro titulado Un ataque de lucidez (en Español). 

 

1 Comment

  1. Maravilloso artículo para aquellos que desconocemos el tema. Mis felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *